Atrás

Contratar Trabajadores

Contratar Trabajadores

Obligaciones del empleador

Existen obligaciones que los empleadores deben cumplir al contratar a sus trabajadores. Lo primero es formalizar la relación laboral a través del contrato de trabajo, para luego dar paso al pago de cotizaciones previsionales y de salud, al seguro de accidentes y al seguro de cesantía. 

Cotizaciones previsionales y de salud

Cotizaciones previsionales y de salud: se considera como una de las obligaciones legales que deben asumir los empleadores con los trabajadores dependientes, que cuentan con un contrato laboral vigente: 

En caso de las cotizaciones previsionales, los trabajadores deben cotizar en una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) o en el Instituto de Previsión Social (IPS). Esta afiliación contempla el descuento legal obligatorio del 10% del sueldo bruto del trabajador, más un porcentaje que fluctúa entre 0,8% y 2,3%, que cobran las AFP por la administración de los fondos.

De igual modo, partir de la operación renta 2013, los trabajadores independientes deben cotizar para el Sistema de Pensiones y Seguridad Laboral, a menos que expresen claramente su voluntad de no hacerlo.
Esta opción estará disponible sólo hasta la operación renta 2015. Después, el trámite será obligatorio.

Para pagar las cotizaciones de salud, el empleador debe realizar una declaración con todos los trabajadores de la empresa que se encuentren afiliados al Fondo Nacional de Salud (FONASA) dentro de los primeros 10 días de cada mes.

Si hay trabajadores afiliados a otras ISAPRES se deben averiguar las condiciones particulares de cada una.
Trabajadores independientes deben realizar el trámite de manera particular, ya sea en FONASA o en ISAPRE.

Seguro contra accidentes laborales.

Consiste en un seguro de accidentes trabajo y de enfermedades profesionales que se financia con una cotización básica general del 0,95% de las remuneraciones imponibles del trabajador. También existe una cotización adicional diferenciada en función de la actividad y riesgo de la empresa que no excede de un 3,4%.

El empleador está obligado a financiar este seguro. Sin embargo, puede solicitar al organismo administrador del seguro (Instituto de Seguridad Laboral o Mutualidades de Empleadores) que se le reduzca la tasa de cotización adicional si implementa medidas de prevención, o que se le exima si alcanza un nivel óptimo de seguridad en la empresa.

Características del seguro:

Es obligatorio, entendiéndose por esa razón que un trabajador está incorporado a un organismo administrador, que es el Instituto de Seguridad Laboral (ISL), a menos que su empleador sea adherente de una Mutualidad de Empleadores.
El empleado está cubierto por el seguro desde el mismo momento en que comienza trabajar, aunque no le hayan pagado aún sus remuneraciones y por lo tanto no se hayan efectuado las cotizaciones previsionales, aun cuando el empleador esté en mora en el pago de ellas.
Es integral, ya que contempla prestaciones preventivas, médicas y económicas.

Para efectuar el pago del seguro, el empleador debe elegir una entidad o régimen (público o privado):

En el caso del ISL: la afiliación es automática. Tanto la declaración como el pago de las cotizaciones, se realiza a través de PreviRed.
En el caso de las mutuales: las empresas deben llenar una solicitud de adhesión y adjuntar los siguientes documentos:

Constitución de la sociedad.
Extracto de la escritura.
Inicio de actividades.
RUT de la empresa.
RUT representante legal.
Listado de trabajadores con su renta. 
Contratos de trabajo firmados.

Seguro de cesantía

Tiene como objetivo proporcionar dinero a los trabajadores cuando éstos se encuentran cesantes. Este dinero puede provenir de las cuentas individuales y/o del Fondo Solidario.

Características del seguro:

Las cotizaciones al seguro de cesantía corresponden al 3% del salario imponible del trabajador (con un tope), que es financiado con el aporte del 2,4% del empleador y de un 0,6% aportado por el trabajador y el Estado.
El  empleador  debe comunicar a la Administradora de Fondos de Cesantía de Chile (AFC)  dentro de los 10 días posteriores al contrato. Si el trámite se realiza por vía electrónica el plazo es de 13 días.
La afiliación debe ser gestionada a través de la AFP a la que está suscrito el trabajador.
Las cotizaciones, tanto del trabajador como del empleador, deben ser pagadas en la AFC por el empleador o por la entidad pagadora de subsidio, dentro de los 10 primeros días del mes siguiente de la afiliación.
Si el empleador o entidad pagadora de subsidios no paga oportunamente las cotizaciones del trabajador o subsidiado, deberá declararlas mediante un formulario de reconocimiento de deuda previsional en la AFC. Si no efectúa la declaración o si ésta se encuentra incompleta o errónea, se sancionará al empleador con una multa de 1 Unidad de Fomento (UF) por cada trabajador o subsidiado.

Información adicional

En su empresa es libre de contratar a quien decida, pero existen ciertas restricciones que debe respetar:

No discriminación: no puede discriminar o excluir con base a motivos de raza, color, sexo, edad, estado civil, sindicación, religión, opinión política, nacionalidad, ascendencia nacional u origen social.
Edad: debe contratar a mayores de 18 años, con la excepción de mayores de 15 que cuenten con autorización expresa del padre o la madre, o a falta de éstos, del abuelo paterno o materno. 
Nacionalidad del trabajador: si su empresa ocupa más de 25 empleados, a lo menos el 85% de ellos deben ser chilenos. Si tiene empleados extranjeros, éstos deberán obtener una visa sujeta a contrato, una visa temporal o un permiso especial de trabajo para turistas.